24Agosto2017

Orientación en Economía y Administración *

Esta orientación colabora en la formación política y ciudadana del estudiante ofreciendo herramientas, conceptos y categorías de análisis que contribuyen a la interpretación de los fenómenos sociales, económicos y organizacionales desde una perspectiva crítica y transformadora de la realidad. De este modo se promueve una reflexión sobre los principios subyacentes a los sentidos socialmente establecidos, a fin de desnaturalizarlos y comprenderlos como construcciones históricamente situadas.

Esta formación técnico profesional genera en el estudiante la apropiación de conocimientos, habilidades, actitudes, valores culturales y éticos relacionados con un perfil profesional, en donde integrará a su formación conocimientos generales, científicos tecnológicos, técnicos específicos, así como el desarrollo de prácticas profesionalizantes y el dominio de técnicas apropiadas para su futura inserción en el ámbito profesional que corresponda.

La obligatoriedad de la Educación Secundaria, tal como lo plantea la LEN, tiene en la escuela su herramienta fundamental para promover la inclusión educativa. La extensión de obligatoriedad, obliga al cambio del sentido y valor de la enseñanza media.

En la Ley de Educación Nacional se sostiene que la Educación Secundaria “… tiene la finalidad de habilitar a los/ las adolescentes y jóvenes para el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el trabajo y para la continuación de estudios.”

Las tres finalidades mencionadas constituyen un entramado que se expresa en la propuesta de enseñanza de la Orientación y en los saberes que se priorizan en este Marco de Referencia, tendientes a generar las mejores posibilidades para que los estudiantes se formen en la cultura del trabajo y del esfuerzo individual y cooperativo; reconozcan, planteen y demanden condiciones justas de trabajo; continúen estudiando más allá del nivel secundario; y se incorporen a la vida social como sujetos de derecho, autónomos y solidarios. Estas finalidades se plantean como complementarias e inescindibles, ya que todo estudiante es un ciudadano a quien la escuela secundaria debe preparar para que se incluya en el mundo del trabajo y para que continúe estudiando.

En este sentido, la Orientación en Economía y Administración colabora en la formación política y ciudadana del estudiante ofreciendo herramientas, conceptos y categorías de análisis que contribuyen a la interpretación de los fenómenos sociales, económicos y organizacionales desde una perspectiva crítica y transformadora de la realidad. De este modo se promueve una reflexión sobre los principios subyacentes a los sentidos socialmente establecidos, a fin de desnaturalizarlos y comprenderlos como construcciones históricamente situadas.

La Orientación en Economía y Administración forma para el trabajo, promoviendo la construcción de saberes y capacidades intelectuales, prácticas, comunicativas y valorativas, para:

  • incorporarse en organizaciones de naturaleza diversa, reflexionando críticamente sobre la dinámica organizacional y sobre su propia inserción laboral;
  • participar en emprendimientos socio-productivos, adoptando un rol activo con criterios de responsabilidad social, a partir de la puesta en juego de un conjunto de saberes específicos;
  • integrar equipos de trabajo de carácter colaborativo;
  • comprender el conjunto de derechos y obligaciones relacionados con el mundo del trabajo.

De la misma manera, dichos saberes y capacidades preparan a los estudiantes para dar continuidad a sus estudios. En particular, para estudios de nivel superior relacionados con el campo de la Economía y de la Administración. Asimismo, aquellos estudiantes que opten continuar su formación en carreras ligadas a las ciencias sociales- como por ejemplo sociología, ciencias políticas, turismo, trabajo social, derecho, docencia, entre otras habrán adquirido en esta orientación conocimientos y capacidades propios de los campos disciplinares de referencia, que contribuirán a la profundización de sus estudios en dichas áreas de interés.